Español  //  English

<<  Regresar

El Juego


La fotografía de calle, como el destino, es una combinación de destreza y azar, un juego en el que el fotógrafo, abierto a todo, tentando la suerte, convoca lo imposible.

Julio Cortazar, el conocido escritor argentino, decía en una conferencia sobre la narrativa latinoamericana “El hombre del futuro, como muchos de nosotros en Latinoámerica lo soñamos, tendrá que hallar las bases de una realidad que sea verdaderamente suya y, al mismo tiempo, mantener la capacidad de soñar y jugar puesto que a través de esas puertas es por donde lo otro, la dimensión fantástica y lo inesperado se introducirán siempre, igual que todo aquello que venga a salvarnos de ese robot obediente en el que tantos tecnócratas quisieran vernos convertidos y que nosotros no aceptaremos jamás”.

Habría que dejarse llevar entonces por la sorpresa, aceptando ser parte de ese juego, en ocasiones divertido, en el que el vuelo de un pájaro o una sombra en fuga nos permiten intuir el instante, ese parpadeo que detiene lo efímero, esa pausa que sugiere la eternidad. La fotografía es la memoria visual de la emoción vivida, el testimonio de aquel momento fugaz y trascendente en el que nos asomamos a esas otras dimensiones y a esos otros mundos.

Santiago Harker

Norte de Santander. Colombia. 1985

Ver Serie

Ninguna fotografía ha sido intervenida digitalmente. Todo el archivo fotográfico está a la venta

© Santiago Harker

Ninguna fotografía ha sido intervenida digitalmente. Todo el archivo fotográfico está a la venta

© Santiago Harker